Alias no es una serie de televisión

Una de las desventajas que tiene trabajar tanto con Windows como con Linux es que al ser tan parecidos muchos comandos (ya que en ambos casos derivan de Unix) muchas veces podemos confundir los comandos de uno con los del otro, con la consiguiente perdida de tiempo.

También tengo algunas manías adquiridas, como es el usar cd.. en Linux sin pensar que en Linux siempre hay que separar con un espacio el comando de los argumentos. cd.. es valido en la línea de comandos de Windows pero no en la de Linux.

Para cosas como estas y muchas mas sirve alias, que hace nada mas y nada menos que lo que sugiere su nombre, asignar alias o alternativas a los comandos.

Por ejemplo para resolver mi problema con cd.. basta con añadir la siguiente línea a nuestro .bashrc:

alias cd..=”cd ..”

lo que hará que escribir cd.. sea equivalente para Linux a escribir ‘cd ..’

Alias también puede ser usado en la línea de comandos pero logicamente los cambios no serán permanentes si no se añade al .bashrc.

Comentarios
  1. […] go. Hace tiempo escribí una pequeña entrada sobre el comando alias de Linux que titulé ‘Alias no es una s […]

    Responder

  2. […] como a muchos no os hará gracia tener que escribir aún más texto, os remito a mis entradas sobre alias en Linux, para poder sustituir un comando por el texto que queramos, y sobre cómo activar el autocompletado […]

    Responder

  3. […] han propuesto multitud de soluciones a este problema: el uso de CDPATH, la creación de alias para los directorios más utilizados, los comandos pushd, popd y dirs; CDargs, […]

    Responder

Deja un comentario