La orientación a objetos según Steve Jobs

No era una persona famosa por sus habilidades técnicas sino por su capacidad de vender ideas, y sabemos por Wozniak que no solía programar, pero esta analogía extraída de una entrevista en la Rolling Stone en 1994, aunque incompleta, es una muy buena forma de explicar a una persona normal y corriente en qué consiste la orientación a objetos.

Steve Jobs

Los objetos son como personas. Son cosas vivas, que respiran, que tienen un conocimiento interno acerca de cómo hacer cosas y tienen una memoria interna que les permite recordar cosas. Y en lugar de interactuar entre ellos a muy bajo nivel, interaccionas con ellos a un nivel muy alto de abstracción, como estamos haciendo ahora tú y yo.

Aquí hay un ejemplo: si yo soy tu objeto lavandería, puedes darme tu ropa sucia y mandarme un mensaje que diga “¿Puedes llevarme la ropa a lavar, por favor?” Resulta que yo sé dónde está la mejor lavandería de San Francisco. Y sé hablar inglés, y tengo unos cuantos dólares en el bolsillo. Así que salgo, llamo a un taxi y le digo al conductor que me lleve a este sitio de San Francisco. Lavan tu ropa, me vuelvo a subir al taxi, y me planto aquí. Y te doy tu ropa limpia y digo “Aquí tienes tu ropa limpia”.

Tú no tienes ni idea de cómo lo he hecho. No sabes que existe esa lavandería. A lo mejor tú hablas francés, y ni si quiera puedes llamar a un taxi. No puedes pagar un taxi, no tienes dólares en el bolsillo. Pero yo sé cómo hacer todo eso. Y tú no necesitas saber nada al respecto. Toda esa complejidad está oculta dentro de mí, y hemos sido capaces de interactuar a un nivel muy alto de abstracción para lograr algo. Eso es lo que son los objetos. Encapsulan complejidad, y las interfaces a esa complejidad son de alto nivel.

Comentarios
  1. Un crack convenciendo a la gente de pagar más de la cuenta

    Responder

    • Karlita en Macho

      Un genio de la mercadotecnia.

      Responder

  2. GabrielAlf

    Un visionario. Llevaba al limite sus ideas y manejaba muy bien los recursos que tenía.
    La explicación de encapsular los problemas es genial 😉

    Responder

Deja un comentario