Asus ZenFone 2

El ZenFone 2 llegó a España hace un par de semanas, aunque en Asia ya llevan disfrutando de él desde Marzo. Se trata de un gama media-alta a un precio muy ajustado, que se hizo famoso por ser el primer dispositivo en incluir 4GB de RAM.

El mes pasado, como ya os comenté, tuve la oportunidad de asistir a su presentación en el Palacio de Cibeles de Madrid, evento del que me fuí con el móvil bajo el brazo y del que paso a comentaros mis impresiones.

La línea de producto es un poco confusa, porque hay una decena de modelos que responden al nombre de ZenFone 2 en distintos mercados y con distintos públicos objetivos: tenemos, entre otros, el ZenFone 2 Laser, que destaca por la rapidez del autofoco por láser de la cámara; el ZenFone 2 Selfie, que cuenta con una cámara frontal de 13 megapixels o el ZenFone 2 Go, con características más humildes y precio más comedido.

La joya de la corona es el ZenFone 2, sin añadidos, y, aún con todo, bajo este mismo nombre podemos encontrar varios modelos:

Modelos de ZenFone 2 disponibles

El tope de gama, el ZE551ML, se puede encontrar en Amazon por poco más de 300€. Cuenta con una CPU de 4 cores Intel Atom Z3580 a 2.33GHz, GPU PowerVR Rogue G6430 y 4GB de memoria RAM LPDDR3, lo que resulta en un rendimiento bastante bueno, similar al del LG G4 o el Samsung GALAXY Note 4, aunque lejos del Samsung GALAXY S6 o el Sony Xperia Z4.

El diseño es muy atractivo, con cuerpo de metal y carcasa de plástico que imita el acabado metálico del acero cepillado. Está disponible en colores negro osmio, gris glaciar y rojo glamour, aunque también se puede encontrar en colores oro puro y blanco cerámico en otros países. Las dimensiones (152,5 x 77,2 x 10,9mm) son buenas para un phablet de este tamaño, aunque creo que se podría haber reducido aún más el marco (actualmente la pantalla supone un 72% de la superficie frontal). En general es cómodo de utilizar, aunque, como en todos los phablets, para llegar a toda la pantalla necesitaréis usar las dos manos.

La pantalla es una IPS de 5,5” con resolución full HD (1920×1080), lo que resulta en una densidad de 400ppp, muy por encima de las pantallas Retina Display y similar a las Retina HD Display. La experiencia es bastante buena, aunque el desempeño a plena luz del sol no es nada impresionante. Para proteger la pantalla, esta cuenta con un cristal Corning Gorilla Glass 3.

Asus ZenFone 2

En lo que a conectividad se refiere, todos los sospechosos habituales de los teléfonos de nueva hornada están presentes: LTE categoría 4, la más habitual, que permite velocidades de hasta 150Mbps de bajada y 50Mbps de subida; NFC, Bluetooth 4.0 y Wi-Fi a/b/g/n/ac. Una curiosidad es que además de GPS asistido, también soporta el cada vez más popular GLONASS, lo que le permite utilizar los satélites de geoposicionamiento rusos.

Además, aunque no es raro encontrarlo en móviles chinos, es uno de los pocos dispositivos mainstream que permite utilizar dos tarjetas SIM, una característica que puede ser muy interesante también para gente común y corriente, aunque en este caso tiene un pequeño pero, y es que no permite utilizar una conexión de alta velocidad en la segunda SIM.

La batería de 3.000mAh tiene una duración media, pero cuenta con un sistema de carga rápida que permite cargar ¡hasta un 60% en sólo 40 minutos! Funciona realmente bien y puede salvarte la vida en más de una ocasión. Sin embargo, algo que no me gusta mucho y que cada vez es más común es que la batería no es reemplazable por el usuario, o al menos no fácilmente.

Carcasas Asus ZenFone 2

Algo que también es habitual en los móviles de un tiempo a esta parte es que prescindan del receptor de radio FM, cosa que afortunadamente Asus no ha hecho con el ZenFone 2, en el que podemos disfrutar de nuestros programas de radio favoritos (con RDS) sin necesidad de gastar datos.

Otra golosina es el puerto microUSB 2.0, que permite conectar dispositivos externos gracias al soporte del modo USB host / OTG. También soporta el nuevo estándar MHL para transferencia de vídeo y audio, pero no es algo que haya podido probar.

En el apartado cámaras, contamos con una frontal de 5MP y una trasera de 13MP, con objetivo relativamente luminoso f2.0 y flash LED dual tone. Los resultados son de calidad media dentro de su gama.

El sonido, porque al fin y al cabo esto es un teléfono, es bastante bueno, tanto en llamadas como por el altavoz, muy limpio, alto y claro.

Viene de fábrica con Android 5.0 Lollipop, con la capa de personalización de Asus, ZenUI, y unas cuantas aplicaciones de la casa, generalmente interesantes, además de algunas “ofertas” de terceros, que no son nada interesantes pero que afortunadamente se pueden desinstalar. Entre las aplicaciones de Asus tenemos un administrador de archivos, administrador de aplicaciones a ejecutar al inicio, copia de seguridad, control de ahorro de batería, control remoto del PC, y la consabida cámara, que cuenta con algunos modos automáticos interesantes además de un modo manual.

La versión que se vende en España cuenta con 32GB de almacenamiento, con posibilidad de ampliarlo mediante tarjetas microSD de hasta 64GB.

En general el ZenFone 2 me parece un móvil muy equilibrado, con una relación calidad precio muy buena, y con algunos extras muy interesantes (OTG, dual SIM, carga rápida, seguro de accidentes gratuito) que lo convierten en uno de los móviles a tener en cuenta en este final de 2015.

Comentarios

Aún no hay comentarios

Deja un comentario