22 pensamientos en “No se lo digas al loro”

    1. Me parece lógico, los loros son de los mas indiscretos, jeje…
      Me imagino el titular de la noticia: “Hackeado Servidor de la NASA, interpelado loro del Admin por posible complicidad”

      1. Jajajaja, está bueno tu titular… El loro de chismoso diciendo una contraseña a quien no debe… Creo que ni siquiera a tu propio yo se lo puedes decir.

  1. parece mentira que nunca nos hayamos detenido ante una verdad tan curiosa. Pero lo más insolito es que aún no he visto alguna pelicula donde los ladrones buenos descubren la contraseña de la caja fuerte del millonario malo porque se las diga el loro… Si sale en Ocean’s 14 ya saben quien tuvo la idea primero

  2. Pingback: Rolando Ramos (roloram) 's status on Wednesday, 28-Oct-09 19:28:54 UTC - Identi.ca

  3. Logico, los loros repiten cualquier palabra, ademas uno no conoce que tipo de personas hay en este mundo, hay quienes por soledad hablan con sus mascotas. Eso entre un monton de cosas mas.

    Saludos.

  4. Lo habia visto semanas atras cuando cambie mi pass, la verdad que me causo mucha gracia. A los traductores españoles les gusta usan mucho la palabra “amigabilidad” de la interfaz, ¿¿esto que seria “grasociabilidad”??

  5. Pingback: Google no quiere que lo sepa el loro!!! | Nosekefik's Geek Blog!

  6. Mimaaa, esto tiene más años… bueno, en realidad no sé si tendrá TANTOS años, pero sí bastante tiempo… tanto, que ni siquiera recuerdo cuando fue la primera vez que lo vi (quizás la última vez que cambié mi contraseña, allá por el 2004).

  7. En inglés lo escriben así : “Never tell your password to anyone (this includes significant others, roommates, parrots, etc.).”

    Queda confirmado que no es una ida de olla del traductor x’DDDD

  8. Pingback: CyberHades » Blog Archive » Consejos para la contraseña

  9. Pingback: Nunca menciones tu password a tu loro « Hecgo.com

  10. Pingback: Holy Google! « El puto blog

  11. En el Ultima 7 Black Gate un loro era el que revelaba las coordenadas de un tesoro si le pegabas con un mazo. Me pareció un lindo detalle para el juego pero no imaginaba enterarme de que podía estar basado en hechos reales 😉

  12. Pingback: Consejo: No se lo digas al loro | Omeyas Web

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.