Media Hackers (o sobre la falta de rigor en los medios)

Esta mañana leyendo un artículo de la Gaceta Universitaria comentaba con unos compañeros como en los medios de comunicación es pan de cada día el que en las noticias relacionadas con tecnología se den datos falsos, que se cometan errores y malinterpretaciones y que halla un cierto grado de desconocimiento y desinformación general.

En la noticia en cuestión, que también publicaron otros medios como La Razón o Terra Chile, entre otros, se hablaba de un supuesto hacker, que se había dedicado a lucrarse vendiendo productos, que no existían, en Internet. Este individuo, no contento con timar a los pobres incautos, utilizaba la conexión de Internet de su vecina, que como todo buen dummy usuario con Wireless, había dejado totalmente desprotegida.

Retrocedamos en la historia para ver por qué esta gente llama hacker a este señor. Probablemente en los tiempos en los que los teléfonos móviles eran exclusividad de los yuppies, existió un jefe de redacción de un periódico, de la especie que mas tarde evolucionaría en un dummy usuario – jefe de redacción de periódico. Probablemente existiría también un becario, de la especie que mas tarde se convertiría en lo que hoy en día llamamos un “empleado con grandes expectativas de desarrollo; y vete a hacerme unas fotocopias. Y de paso traeme un café”. Probablemente también, en cierto momento, en un día cualquiera, se dieron las siguientes circunstancias:

  • No hacía falta ninguna fotocopia
  • Nadie quería café (ni donuts)
  • Faltaba una columna por rellenar para la edición dominical
  • Monica Lewinsky aún no era famosa

Entonces, ocurrió que el jefe de redacción – dummy usuario, encargó un artículo al becario sobre esa gente de los ordenadores, que visten de negro, comen hamburguesas o donuts y nunca salen de su cuarto.

Dado que el becario, y por ende, todos los periodistas metidos a escribir sobre tecnología desde entonces, nunca habían oído hablar de las conocidisimas máximas del periodismo: “contrasta fuentes” o “pregunta a un experto antes de enviar el artículo a la redacción y cagarla, ¡patán!”, esto ha provocado que ahora exista una definición bastante peculiar de la palabra hacker en los medios, lo que me gusta llamar “media hackers”, según esa tendencia de los informáticos a crear nuevos términos sin necesidad por el simple hecho de que suena bien.

Un hacker, según The Jargon File, es “una persona que disfruta explorando los detalles de los sistemas programables y como aumentar sus capacidades, de forma opuesta a la mayoría de los usuarios, que prefieren aprender lo mínimo necesario”, o bien, “una persona que disfruta entendiendo el funcionamiento interno de un sistema, de los computadores y de las redes de computadores en particular” (lectura recomendable: Cómo convertirse en hacker, de Eric S. Raymond).

Sin embargo, la definición que solemos ver en los medios (de ahí “media hacker”), tiende a presentarnos a los hackers como los chicos malos, criminales cuyo fin último es el de destruir el mundo, independientemente de si la persona en cuestión sea un simple script-kiddie o un experto en seguridad. Es decir, la definición de hacker en los medios se ajusta, o mas bien se ajustaba, a la definición de cracker o black hat hacker. Se ajustaba, porque la palabra hacker está convirtiéndose poco a poco y debido al mal uso, en un término para designar a una persona que cometa cualquier tipo de delito informático, ya sea robar datos de la red del Pentágono, o copiar el último CD de Chenoa.

Lo mínimo que cabe esperar es que un periodista se documente antes de escribir una historia, y en el caso de que sea necesario, que consulte a un experto, aunque tenga que pagarle la redacción del periódico; porque si es alarmante la cantidad de imprecisiones y errores en las noticias de tecnología, es aún mas alarmante pensar cuantas de las noticias que escriben sobre otros campos estarán también equivocadas.

Comentarios
  1. Felicidades!!! Llevas toda la razon, existe un desconocimiento generalizado en lo que a informatica se refiere que no es normal.

    Por ejemplo cuando me preguntan cosas tipo a que te dedicas y les digo “administrador de sistemas en paro” se quedan con cara como 😯 y tengo que decir “…. informatico”.

    Nose, es lamentable sinceramente.

    Responder

  2. hmmm no te discuto que perjudique a los hackers de buena fe el uso “incorrecto” de la pabra hacker.
    Que yo sepa (mañana lo mirare 😉 ) en la RAE el termino hacker aun no esta, asi que no tiene un significado por si solo (es un anglicanismo).
    Y si esta en el diccionaro, la podemos tomar como una palabra polisemica (con varios significados).

    Espero no haberla pifiado sin consultar al diccionario 😛

    Responder

  3. a mi parecer no importa que este en el diccionario o no para que una palabra tenga un significado dado, aunque venga de otro idioma, y que no sea correcto que se tenga que adaptar porque la gente del mass media no haga su trabajo. igual que si yo trabajo de programador no duraria demasiado si entrego el codigo al cliente sin haberlo probado ni una sola vez, y ni tan siquiera resolver errores de compilacion 🙄 cabria esperar que si un periodista escribiera una sarta de sandeces en un articulo lo despidieran.

    aunque supongo que en eeuu tambien pasara lo mismo y al final pasara que cuando se incluya la palabra en el diccionario de la rae, si es que algun dia se hace, la incluiran con ese significado.

    dentro de muchos años, cuando los niños lean en algun libro antiguo lo buen hacker que eran stallman o linus, pensaran que eran delicuentes y que lo de buenos era porque no los consiguieron cazar :huh:

    Responder

  4. Pues curiosamente hoy he leído un artículo de “El Semanal”, suplemento dominical que se adjunta con los periódicos del grupo El Correo (creo), donde contaban la historia del chaval que programó el Netsky y el Sasser. Este periodista distinguía entre hackers y crackers, aunque no quedaba muy claro qué era el programador del Sasser. Lo contaba como si simplemente fuese un adolescente que está experimentando y se le va un poco la mano en el experimento…

    En cualquier caso, a veces con las palabras hay causas perdidas; para el 80% de la gente a la que le suena la palabra “hacker” (incluyendo los angloparlantes) significa “pirata informático”, es decir, alguien que sabe mucho y hace cosas malas con el ordenador.

    Aunque, ahora que lo pienso, creo que también ponía a Bill Gates como un hacker… 😕

    Responder

  5. Cada vez que yo veo una nota de esas, me tomo la molestia de escribir al autor (claro si es que es posible) haciendole ver su error, el 70% de las veces no obtengo respuesta, pero en el resto me responden agradeciendo y que en el futuro haran uso correcto de los terminos, peor es nada verdad?.

    Y por cierto, si Bill Gates es hacker, entonces yo soy superman 😛

    Responder

  6. Yo lo llamo “periodismo de pacotilla”. La actitud de Slayer_x me parece muy buena. No debemos confundir la ignorancia con la desidia.

    Responder

  7. El problema no son los periodistas, aunque en su caso es casi peor porque lo que cuenta “es verdad”, el problema somos los hispanoparlantes, es decir, hace poco tuve una discusión con un señor que afirmaba que array informatico se traducia al castellano como arreglo, dentro de este mundo ya hay gente que se dedica a destruir el lenguaje que van a hacer los periodistas.
    Fernado Lázaro Carreter tiene un libro titulado “El dardo en la palabra” en el que se comenta los fallos garrafales de estos “profesionales” llamados periodistas, yo lei un capítulo en el que hablaba de la palabra nominar, ejemplo: “La pelicula X tiene n nominaciones a los oscar”, esto hasta hace bien poco esta mal escrito ya que nominar significaba solo dar nombre, ahora también significa ser candidato, en fin estos “profesionales” tienen el poder de inculturizarnos y mostrarnos la realidad que vende mas panfletos digo periodicos.

    Responder

  8. Jejeje! Cuando lo lei como cada Lunes no me extraño nada en absoluto que los medios de comunicacion (TODOS) se equivoquen con el concepto, hace ya mucho tiempo escribi un comentario en una web respecto al tema.

    Si cuando se toma el significado de una palabra mal desde el principio siempre se asociara mal.

    Responder

  9. Sin ánimo de desmerecer a nadie, pero la GU es de los peores periódicos que hay. Llegué a encontrar hasta 25 faltas de ortografía en una noticia, aparte de fallos (errores, mentiras) en el contenido y desconocimiento generalizado por parte de los que escriben.

    Están formando una buena cantera para Antena3, sí señor…

    Responder

  10. Anónimo

    los hackers son buenos

    Responder

Deja un comentario