¿Será tu trabajo reemplazado por un robot?

En un estudio de 2013 titulado “El futuro del empleo: Cómo de susceptible es tu trabajo a la computerización” un par de académicos de Oxford estimaron la probabilidad de que distintos trabajos pudieran llevarse a cabo por máquinas, dejando en el paro a los pobres humanos.

Robot Asimo de Honda intentando robarnos el trabajo

En lo que se refiere a la informática, en general podemos respirar tranquilos: un desarrollador de aplicaciones, por ejemplo, tiene un 4,20% de posibilidades de ser reemplazado por una máquina; un administrador de redes, un 3% y un analista de sistemas un mero 0,65%. Estos son, sin embargo, los más desafortunados:

99% Teleoperadores
99% Examinadores de títulos de la propiedad
99% Limpiadores de alcantarillas
99% Técnicos en matemáticas
99% Suscriptores de pólizas de seguros
99% Reparadores de relojes
99% Agentes de carga y flete
99% Asesores fiscales
99% Técnicos de laboratorio fotográfico
99% Responsables de cuentas bancarias
99% Técnicos de biblioteca
99% Operadores de introducción de datos
Comentarios
  1. La fotografía es un robot Asimo de Honda en el CES de las Vegas de 2006

    Responder

  2. uno que pasaba

    Lo que no entiendo es el porqué de la separación de la misma profesión:

    48.00% Computer Programmers
    4.20% Software Developers, Applications

    En el desarrollo de software un programador (desarrollador) no solo codifica sin más.

    Responder

  3. Yo creo sinceramente que ningún robot debería ni tendría que reemplazar el trabajo de un humano, no me parece lo más correcto, aunque entiendo que para muchos es lo más ‘práctico’ por decirlo así.

    Responder

    • DeathUser

      Hay cosas que un robot las hace mejor que un humano, o que un humano no las puede hacer por las condiciones ambientales por ejemplo …

      Mira tú si no que sería de las líneas de montaje sin la automatización …

      Responder

  4. Es bastante dificil crear una inteligencia artificial que no esté sujeta a el trabajo de un ser humano, pero nunca digas nunca.

    Responder

Deja un comentario