Espaguetis, lasañas, y otras pastas italianas

Quizás hayas oído hablar alguna vez del código espagueti, un nombre peyorativo utilizado para designar aquellos programas cuyo flujo de ejecución se asemeja a una caótica maraña de espaguetis entrelazados, convirtiéndolo en algo casi imposible de seguir. Pues aunque el código espagueti sea el más conocido, a lo largo de los años se ha desarrollado toda una “Teoría de la Pasta Aplicada al Desarrollo de Software”, que toma prestado los nombres de varios tipos de pasta: ravioli, lasaña, y espaguetis con albóndigas. ¿He despertado tu apetito? ¡Pues sigue leyendo!

Código espagueti

El código ravioli es un patrón que encontramos asociado al paradigma orientado a objetos y que consiste en la creación de un cierto número de pequeñas clases débilmente acopladas, cada una de las cuales contiene algo de “carne” para el sistema, siendo estas fácilmente modificables o reemplazables sin afectar al resto de la aplicación. El código ravioli puede convertirse en un anti patrón si el número de clases crece hasta tal punto que ya nadie sabe muy bien dónde ocurre cada cosa.

El código lasaña es un patrón arquitectónico. Describe una situación ideal en la que el software adopta una estructura dividida en capas, simple, y fácil de entender, con una clara separación de responsabilidades.

El código espagueti con albóndigas, por último, se refiere a código espagueti supuestamente orientado a objetos (de ahí las albóndigas).

Comentarios
  1. coche

    vaya chorrada

    Responder

    • Zanahoria

      ¿De comentario, dices? Tienes razón. Como troll no vales mucho.

      Responder

    • Si tienes cualquier sugerencia sobre temas que querrías que tratara en la bitácora, puedes enviarme un correo. O dejar un comentario, simplemente.

      Será bienvenido, aunque no te prometo nada.

      Responder

  2. La pasta no tiene la culpa de que exista tanto programador incapaz.

    Responder

  3. Me dio hambre la foto… fideos como los de mi nona no hace ningun programador.
    Faltaron los capeletti, los ñoquis, los panzottis, los fuccile, los canelones…. que linda la herencia tana!

    Responder

  4. Ricardo

    Los informáticos tienen un cierta “fijación” por la comida: Código pasta, cookies, código como recetas de cocinas, etc…

    Pero nada comparado con los sombreros:
    Sombrero blanco, sombrero negro, sombrero gris, sombrero azul, red hat (WTF!).
    Link relacionado http://en.wikipedia.org/wiki/Hacker_(computer_security)

    Responder

  5. Edragon

    bueno en realidad aquel que le interese tal forma de programar tan loca le recomiendo que siempre y cuando la cosa funcione use detalladores o marcadores para decir…
    //Aqui empieza el codigo
    //Aqui termino mi etapa de locura
    XD
    XD
    XD

    Responder

  6. chuche

    Hasta medio hambre!!!

    Responder

Deja un comentario