YaKuake y Tilda, consolas desplegables en Linux

YaKuake es una consola similar a la del juego Quake (no en vano su nombre viene de “Yet Another Kuake”), es decir, se despliega desde la parte superior de la pantalla al pulsar una determinada combinación de teclas. Mucho más cómodo que tener que pulsar el icono de la consola cada vez (aunque también podríamos asignarle una combinación de teclas…).

Pero YaKuake es una aplicación para KDE. Si preferís no tener que tratar con esa pesada carga, en Gnome tenemos Tilda.

Ambos están en los repositorios de Ubuntu, así que instalarlos es tan sencillo como escribir:

sudo aptitude install yakuake
sudo aptitude install tilda

o bien utilizar Synaptic ( Sistema -> Administración -> Gestor de paquetes Synaptic)

Para hacer que la aplicación se cargue al inicio Sistema -> Preferencias -> Sesiones.

Comentarios
  1. […] Consola desplegable, Tilda Fuente : http://mundogeek.net […]

    Responder

  2. maLen

    jeje… yo es que alucino… cada día voy descubriendo cositas como ésta que hacen que trabajar en ubuntu sea comodísimo… y además de útil, estéticamente es muy agradable….
    bueno, ya queda sólo un día para tu artículo sobre reproductores de audio.. jeje

    Responder

  3. Buenas

    Recientemente un colega se instalo Kubuntu y le había visto yakuake. Y me pareció cojonuda y utilisima la idea. así que mire que alternativas había para Gnome.

    Lamentablemente yo no descubrí Tilda, encontré GreenT, que fue la que usaba en Ubuntu 6.06 (en Ubuntu 7.04 no funciona). Habra que probar el Tilda este.

    Responder

  4. Lo malo es que yakuake se integra mal con gnome-beryl (en las transparencias) y tilda no es muy estetico que digamos

    Pero me agrada mucho la idea, espero que mejoren pronto 🙂

    Responder

  5. hombre he estado probandola un rato y para un apuro esta bastante bien,m pero para trabajar con ella prefiero gnome-terminal. Por cierto en el ficheo de configuración como se puede poner más grande?

    Responder

  6. Buenas

    Acabo de probar Tilda, y la verdad, me quedo con la que mencione antes, GreenT, aunque sea mucho menos configurable.

    Responder

  7. Lo malo es que yakuake se integra mal con gnome-beryl (en las transparencias) y tilda no es muy estetico que digamos

    Pues si, totalmente de acuerdo. Yo tengo asociado una combinación de teclas al terminal y con eso estoy tan contento, pero había que mencionarlo por si a alguno le interesaba 🙂

    Acabo de probar Tilda, y la verdad, me quedo con la que mencione antes, GreenT, aunque sea mucho menos configurable.

    En la web de Novell hay una demo de GreenT (13.92MB) y no tiene mala pinta.

    Tiene pestañas que se pueden renombrar y transparencia (que no se si será real o siempre muestra el fondo de escritorio).

    Pero si no funciona en Feisty…

    Responder

  8. Roberto

    Hace un par de semanas vi una review de las dos consolas estas. La verdad es qeu no las conocia. Yo me enamore de tilda.

    Os dejo la review que es mas completita y con capturas por si alguien quiere verla:

    http://tuxpepino.wordpress.com/2007/04/30/%c2%bfconocias-tilda-y-yakuake/

    Salu2!

    Responder

  9. Gracias Roberto, interesante el enlace.

    Responder

  10. Anonimo

    Tilda usando Beryl-Manager al llamar la consola con la combinación de teclas, te aparece una vez si y otra no delante de las ventanas que tienes. Tiene ese pequeño fallo.

    Responder

  11. […] Tilda es una consola desplegable de la que ya hablé hace poco. […]

    Responder

  12. Uriel

    El problema del foco con beryl es fácil de solucionar, en el programa de configuración de beryl en opciones generales se cambia el nivel de prevención de robo de foco a ninguno.

    Responder

  13. […] tiempo hablé sobre YaKuake y Tilda, un par de aplicaciones que despliegan una consola desde la parte superior de la pantalla al pulsar […]

    Responder

  14. […] Tilda – Terminal Si sueles usar la consola de Linux Tilda te será de gran utilidad. Inspirado en la consola de juegos como Quake o Half-Life, Tilda se […]

    Responder

Deja un comentario