Pilas y cargadores

(35 comentarios)

Lo primero en lo que tenemos que fijarnos a la hora de comprar pilas es, evidentemente, en su tamaño. Entre las pilas más comunes tenemos las AA, que son las más utilizadas, con forma de cilindro de 50×14,2mm; las AAA, también con forma cilíndrica pero algo más pequeñas (44,5×10,5mm); las D, de igual forma que las anteriores pero mucho más gordas (58x33mm); y las PP3, o pilas de 9 voltios, que son prismas rectangulares de 48×25×15mm.

Una vez seleccionado el tamaño de la pila que vamos a necesitar nos fijaremos en la carga eléctrica que es capaz de almacenar, carga que se mide en miliamperios hora o mAh. El que una pila tenga una capacidad de 2400mAh, por ejemplo, indica que podría proporcionar una corriente de 2400mA durante una hora.

[Pulsa para continuar]

Cómo ahorrar en tinta para la impresora

(29 comentarios)

Seguramente todos hayáis visto el típico gráfico en el que se compara el precio de los cartuchos de tinta de impresora y el de otros líquidos como el champán, la gasolina o la sangre humana. Pues vamos a ver cómo ahorrar bastante dinero en tinta de impresora porque, ¿¡cómo es posible que los cartuchos de tinta de las impresoras cuesten a menudo lo mismo que una impresora nueva!?

Existen varias maneras de ahorra en tinta de impresora. Podemos comprar cartuchos compatibles en lugar de originales, o recargar los cartuchos, pero existe una forma incluso más barata y algo más cómoda que rellenar los cartuchos con una jeringa: los sistemas CISS (de Continuous Ink Supply System, o Sistema de Suministro de Tinta Continua).

[Pulsa para continuar]