Documentación

A menudo, la documentación del software consiste en grandes, pesados y amenazadores manuales que nadie nunca lee. De hecho, durante los últimos cinco años, la mayoría de los manuales que venían con productos software han sido en realidad copias de “La danza de la muerte” de Stephen King, con nuevas tapas pegadas.

— Dave Barry

Comentarios
  1. No se que es peor… si leer la documentación o elaborarla… Menos mal que se estan poniendo de moda los videotutoriales… Rápidos de ver, rápidos de hacer!

    Responder

  2. Necro

    Es mucho peor hacerlos.

    Responder

  3. Una gran verdad, es triste que no se valore la documentación con lo útil que es.-

    Responder

  4. estoy de acuerdo contigo tekno

    Responder

  5. Es muy cierto, aunque siempre leo los manuales de las cosas electronicas para saber sus debilidades

    Responder

  6. ArturoM

    No, no es el único.
    A mi me gusta tanto leer que hasta los manuales que son un tocho de 300 o 400 páginas caen abatidos ante mi furia devoradora de letras.

    Saludos

    Responder

  7. kanalla

    Es muy triste hacer la documentación sabiendo que nadie la va a leer.. bueno a parte del gran trabajo que tiene hacerla, se espera que al menos alguien por ahí la lea… 🙂

    Responder

    • Bueno, es que el problema no es sólo del usuario.

      También es del autor de la documentación, por no pensar en que todo sea lo más sencillo posible, en usar metáforas y procesos con los que pueda estar familiarizado el usuario, en no intentar educarlo en el uso de la aplicación sin que se dé cuenta, en no crear una sección de FAQ para que pueda buscar su duda rápidamente… Y por escribir tochos infumables que hacen que leer la guía telefónica parezca más apetecible.

      Responder

  8. A ver si poco a poco se va substituyendo los típicos formatos de documentación sobretodo power Point, y Word por otros sistemas como Wikis, Screencast…

    Responder

Deja un comentario