Reemplazando el Bloc de Notas

El bloc de notas es un buen programa si solo lo utilizas para lo que fue pensado, editar algún texto corto muy de cuando en cuando y sin ningún tipo de formateo especial. En el momento en que tus necesidades sobrepasan esto el bloc de notas deja de ser de utilidad. Microsoft debería haber mejorado el bloc de notas en Windows XP (esperemos que lo haga con Longhorn) porque no ha habido ningún cambio significativo en todos los años que lleva con nosotros. Sería interesante tener un editor de textos mejor que el bloc de notas o el wordpad en Windows, con coloreado de sintaxis, pestañas y una barra de herramientas con botones.

Una de las opciones para sustituir al bloc de notas es Notepad2, muy parecido a Ultraedit pero gratuito, de código abierto bajo la licencia GPL y del cual hay una versión en castellano (traducida por mi; un día sin ganas de estudiar dan para mucho). El autor, Florian Balmer, actualiza Notepad2 cada muy poco tiempo, de forma que tenemos un editor de texto que realmente esta a la última.

Si os decidís a sustituit el bloc de notas totalmente por este estupendo programa debeis sustituir el ejecutable del bloc de notas (notepad.exe) que se encuentra en las carpetas windows, windows\system32 y windows\system32\dllcache (oculta) por el de Notepad2; pulsad cancelar cuando XP nos pregunte si queremos restaurar los los archivos originales.

Comentarios
  1. Matematica_24

    yo le uso a menudo para programar, prefiero el bloc de notas sencillo que tantas florituras!

    Responder

  2. […] Notepad2: una pequeña aplicación a medio camino entre algo sencillo, como el bloc de notas, y un editor de texto más complejo, como Ultraedit. En su día me encargué de su traducción al castellano. […]

    Responder

  3. […] Notepad2: una pequeña aplicación a medio camino entre algo sencillo, como el bloc de notas, y un editor de texto más complejo, como Ultraedit. En su día me encargué de su traducción al castellano. […]

    Responder

  4. […] Notepad2: una pequeña aplicación a medio camino entre algo sencillo, como el bloc de notas, y un editor de texto más complejo, como Ultraedit. En su día me encargué de su traducción al castellano. […]

    Responder

Deja un comentario