Pon un picoproyector en tu vida

(3 comentarios)

Aunque a algunos parece que les ha cogido por sorpresa, hace ya unos pocos años desde que nos dimos de bruces con el cacareado siglo XXI. Este siglo, y parte del pasado, nos trajeron, gracias al milagro de la miniaturización, reproductores de música del tamaño de un paquete de chicle capaces de almacenar meses y meses de música, y teléfonos móviles del tamaño de un paquete de tabaco que integran cámara, GPS, y la potencia de cientos de ordenadores de los 70. En respuesta a esta miniaturización nacieron los picoproyectores, o proyectores de bolsillo.

[Pulsa para continuar]