No hay balas de plata

(7 comentarios)
Bala de plata

El folclore y la mitología moderna afirman que la manera más efectiva de acabar con un hombre lobo es utilizando una bala de plata. Esta creencia deriva de ciertos hechos acaecidos en la región francesa de Gévaudan entre 1764 y 1767. En este periodo, una bestia de gran tamaño acabó con la vida de más de 130 campesinos, en su mayoría mujeres y niños, que fueron despedazados brutalmente. Esta supuesta bestia sería abatida finalmente, según los relatos, utilizando balas de plata, obtenida tras fundir varias medallas de la Virgen María.

Actualmente, la frase “bala de plata” se ha convertido en una expresión popular para denotar una solución perfecta a un problema, casi milagrosa, que, además, puede aplicarse en casi cualquier contexto.

Por supuesto, en el mundo del desarrollo de software, sabemos que no existe nada parecido a las balas de plata. De ahí que Fred Brooks acuñara esta famosa frase en su célebre ensayo “No hay bala de plata” (No Silver Bullet) que podéis encontrar en la web de la Universidad de Nottingham, en Barrapunto (español) o en el mítico libro The Mythical Man Month